Pantone 342

Ángel Cabrera había embocado el putt final en el desempate para ganar el Masters. El sudafricano Trevor Imelman, campeón defensor y Billy Payne, flamante chairman del club, le colocaban al argentino la Green Jacket. Fue ese segundo, un instante que sin dudas le cambió la vida al golfista cordobés y también a nosotros. Nuestra eterna discusión para definir el tono del verde que llevaría nuestro isologo The Green Club y nuestra imagen de marca, había llegado a su fin. Pantone 342, si, el mismo, así de simple, asi de fácil, gracias Pato.

¿Quienes somos?

Un grupo de empresarios golfistas que tuvo una buena idea hace dos años, pero como dijo alguna vez una eminencia del marketing..."Por una idea pago 5 centavos y por una implementación una fortuna". Es verdad, detectamos una problemática, los ejecutivos golfistas que trabajan en los centros financieros de Latinoamérica cada vez tienen más inconvenientes para practicar golf durante los días de semana, ya sea por falta de tiempo o porque las distancias a los driving ranges y campos de golf se hacen cada vez más largas en los horarios pico. Así nació The Green Club, al menos en este comienzo ya tenemos algo en común con Augusta National.